3 razones por las cuales las personas toxicas no existen

Se que la idea de las personas tóxicas y alejarse de ellas es muy popular, pero lo siento, yo no soy capaz de convivir con esa idea. Para mi, pensar que existen personas tóxicas es el equivalente a cederle mi poder al otro y no asumir la responsabilidad que yo tengo en la cocreación de lo que representan esas personas en mi vida.

 

Te voy a dar 3 razones por las cuales creo que las personas tóxicas no existen y cómo esa creencia está obstaculizando tu proceso de sanación.

1. Lo que es un veneno para mi puede ser inocuo en otra persona.

No a todos nos afecta lo mismo. Piensa por ejemplo en alguien que sufra diabetes, un pequeño dulce puede significar hasta la muerte, pero probablemente en tu caso no signifique ningún problema. Claro a esa persona la afecta porque está enferma, es algo muy similar a lo que pasa a nivel espiritual.

 

Si de alguna forma la diabetes se curara entonces ya no habría problema, podría volver a comer dulces, pero el dulce en sí no habría sufrido ninguna transformación.

 

Creo que con otras personas es lo mismo. La fortaleza real, la que viene del espíritu, debería darte las herramientas para poder estar con cualquier persona o situación sin dejarte “intoxicar”.

 

Por todo esto creo que marcar a otra persona cómo tóxica es un acto subjetivo desde lo que tú u otros están viviendo y no puede ser generalizado.

2. Todas las relaciones presentan una oportunidad para sanar

Independiente de la denominación que tu les pongas o de que te hagan sentir bien o mal, todas las personas son una oportunidad de sanación.

 

Todas las relaciones que tienes en tu vida son un reflejo de tus luces y tus sombras, llegan como reflejo de tus creencias más profundas. En ese sentido, denominar a una persona como tóxica no tiene sentido ¿Cómo puede ser algo tóxico tu oportunidad para trascender?  

En este otro artículo te explico a profundidad la ley del espejo.

3. Tú también serías una persona tóxica

Piensa en todas las relaciones que has tenido en tu vida, no solo relaciones personales, también cuenta esa vez que reaccionaste de mala manera con un desconocido o te quedaste enganchado en la queja mientras hacías un trámite en una entidad pública o la vez que ibas en tu auto y sin querer cometiste una imprudencia que afectó a otros ¿que impide a las personas que se relacionaron contigo en ese momento de calificarte como tóxica a ti?

 

¿Cierto que te cuesta definirte a ti mismo como tóxico? Lo más seguro es que dirás que solo fue un momento, que no eres así todo el tiempo y que no es justo que te marquen de esa forma por un solo momento. Pues lo mismo pasa con las demás personas, no puedes pretender poner una etiqueta global a una persona solo por la relación que tu o las personas cercanas tengan con ella.

 

En conclusión

 

Podría seguir enumerando más razones pero creo que ya está claro mi punto. Dividir a las personas que te rodean entre tóxicas y no tóxicas no trae ningún beneficio a tu vida, obstaculiza tu proceso de sanación y hace que te pierdas las oportunidades que el universo tiene para ti.

 

Sé que muchos no estarán de acuerdo con que las personas tóxicas no existen, si eres uno de ellos contáctame y cuéntame tu punto de vista, seguro que sale alguna conversación interesante.


Esteban Acevedo
Coach y Master en PNL avanzada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies