Últimamente en Medellín, Colombia, hemos estado escuchando sobre la contaminación ambiental, un tema que ha generado preocupación y de alguna manera, ha despertado la consciencia sobre cómo cuidar nuestro ambiente. Frente a esta situación que no solo ocurre en Colombia, sino en diferentes lugares del mundo, quiero compartirte este artículo enfocado en la contaminación espiritual, a través de los 5 sentidos del cuerpo. Una contaminación que va más allá del medio ambiente y que te va desconectando de tu propósito te vida y de quien realmente eres.

 

La sanación interior puede tener lugar cuando comienzas a prestar atención plena a cada uno de los sentidos de tu cuerpo (olfato, gusto, tacto, vista y escucha) y das paso para generar estímulos curativos. Te invito a tomar nota sobre los siguiente:

  1.       El gusto:

¿Te alimentas saludablemente o prefieres comida chatarra o procesada?, ¿tu cuerpo cómo se siente cuando comes (adolorido, enérgico, cansado)?, ¿tu alimentación contribuye a tu salud?. Te invito a reflexionar un poco sobre estas preguntas.

 

El gusto es el sentido que te permite identificar los sabores de los alimentos: dulce, amargo, salado, astringente, picante y ácido. Desde que he estado estudiando Ayurveda, he confirmado que somos lo que comemos. Entonces, si comes grasas  ¿cómo puedes ser?

 

Aprende a escuchar a tu cuerpo, él siempre te demostrará cómo se siente cuando le das algún alimento. Te voy a compartir algunos tips para estimular curativamente el sentido del gusto:

 

  • Consume alimentos frescos, ecológicos y locales. Si puedes comprar un auto o una casa ¿por qué no invertir de la misma manera en tu cuerpo?.
  • Tómate tu tiempo para saborear cada alimento. Cierra los ojos en algunos mordiscos y simplemente percibe. Disfruta ese momento.
  • Aliméntate con lo que a tu cuerpo le genere bienestar. Si algo le cae mal, ¿es necesario que lo sigas consumiendo?
  • Agradece por cada alimento que ingieres. Convertirlo en un hábito.
  • Lee un poco las etiquetas de los productos que compras. Muchas veces las campañas publicitarias nos ofrecen alimentos que poco o nada tienen de saludables.

 

Cuanto más sano vayas sintiendo tu cuerpo y mayor sea tu consciencia, será más probable que rechaces aquellos alimentos que te generan malestar. ¡Libera tu cuerpo de toxinas!

 


  1.     El olfato:

 

¿Qué olores te gustan y a qué recuerdan?, ¿te ha pasado que hueles un tipo de alimento y vienen a tu mente imágenes de tu infancia? Esto sucede porque estás generando asociaciones neuronales con el olfato. Así que pon cuidado a lo que estás oliendo.

 

El olfato es el sentido a través del cual percibes los olores para lograr identificar cuerpos, sustancias u objetos a tu alrededor. Este sentido está estrechamente relacionado con el gusto, por esto es que cuando tienes gripa, muchas veces no logras percibir el sabor de los alimentos.

 

Te voy a compartir algunas recomendaciones para estimular el olfato:

 

  • Asegúrate que los olores que eliges a tu alrededor sean agradables para ti, tu familia y tus seres queridos. Busca generar bienestar a tu alrededor.
  • Par dormir, acondiciona tu espacio con olores que evocan frescura y serenidad. Puedes usar lavanda o manzanilla. Yo por ejemplo, enciendo una vela con estos aromas.
  • Si hay un lugar en el que estás y el olor no es agradable, aléjate.  Si no posible irte, lleva un aromatizante y aplícate.
  • Ten presente que los olores evocan momentos, están generando recuerdos.

  1.       El oído:

¿Te ha sucedido que escuchas una canción y te recuerda a tu época de colegio?, ¿has escuchado frases que te recuerdan a personas que no ves hace varios años?. Es muy probable que a todos nos haya pasado.

 

El oído es el sentido a través del cual escuchamos los sonidos y el que permite el equilibrio. Lo que escuchamos repetidamente se establece en nuestros cerebros, ¿Qué escuchas a diario (violencia, obscenidades, mensajes de paz, etc?. Pon mucho cuidado a los sonidos que le están entrando a tu cuerpo.

 

Algunos tips para sanar tu sentido de oído son:

 

  • Selecciona aquello que escuchas y solo deja lo que es agradable para ti y tu entorno.
  • Si hay algún ruido que te altere, evítalo. Si no es fácil alejarte,  puedes usar audífonos con música relajante que te lleve a la calma.
  • Cuando te despiertes, escucha sonidos agradables. Te recomiendo permanecer en silencio por unos minutos. No enciendas el televisor ni la radio. Date un espacio de quietud.
  • Busca espacios de silencio durante el día, por ejemplo en tu hogar, en un parque cuando salgas a caminar, etc. Conéctate con la ausencia del sonido y evoca la serenidad interior.

  1.       El tacto:

¿Qué sientes cuándo algo te toca?, ¿ te sientes  cómodo (a) o preferirías alejarlo o quisieras cambiarlo?

 

El tacto es el sentido que a través del cual percibes las cualidades de los objetos, como la presión, la temperatura y el dolor en tu cuerpo. Este sentido lo encuentras en todo tu entorno, piensa en la silla en la que estás, en el computador o celular que estás tocando, etc.

 

Para sanar este sentido, te recomiendo:

 

  • Percibe todos los objetos que te rodean e identifica aquellos con los que te gusta estar y los que no. Si por ejemplo tienes una silla que nunca usas porque es incómoda y no te gusta, regálala o botala.
  • Si hay algo que te gusta al tacto y te da tranquilidad, tócalo, siempre y cuando sea agradable para tu entorno.
  • Vuelve al contacto con la tierra. Te recomiendo caminar descalzo en la manga, poner los pies bajo una cascada o chorro de agua,  estar unos minutos bajo la lluvia y caminar por la playa.

  1.       La vista:

¿Lo que estás viendo constantemente te genera sensaciones de paz y son agradables para ti?, ¿lo primero que haces al levantarte es ver Facebook e Instagram?, ¿lo que ves en televisión son programas de violencia, maltrato, abusos?

 

El sentido de la vista es el que te permite identificar tu entorno, en términos de color, luminosidad, volumen, forma y tamaño.  Ten en cuenta que muchas de las imágenes que estás procesando están generando asociaciones neuronales, por ende estás generando recuerdos. Si deseas tener salud en cuerpo-mente, es indispensables que empieces a ser muy selectivo (a) frente  a los estímulos visuales que te permites experimentar.

 

Te voy a compartir algunos tipos para estimular el sentido de la vista sanamente:

 

  • Se selectivo con lo que desea ver. Si algo no te gusta ¿para que lo sigues viendo?
  • En lugar de llenarte de noticias donde muestra mayormente los desastres y lo negativo del mundo, ¿por qué no comienzas a actuar y a generar cambios  que le generen bienestar al mundo?
  • Elige ver aquello que no te perturbe tu estado mental.
  • ¿Hay algún espacio en tu casa que  te genere malestar, que lo veas desorganizado o que no te apetezca entrar? .Redefine los espacios físicos en los que estás continuamente. ¡Pon manos a la obra y remodela!. Cuando cambias o te deshaces de los viejo, puedes dar cabida a lo nuevo, a la fluidez de la energía.

 

Finalmente, tu eres responsable de aquello que percibes a través de los sentidos. Elige lo que te brinde bienestar a ti y al entorno. Suelta lo viejo y ábrete a lo nuevo, transfórmate y sánate.


Katherine Moreno
Coach y Master en PNL avanzada.
Profesora de vinyasa krama yoga.

Comments are closed.